Tu agencia de viajes confiable ¿Estás preparado para viajar?

Cuántas veces no hemos ido a un destino entusiasmados por la información reflejada en un folleto de viaje que seguramente tu agencia de viajes confiable te proporcionó.

Sin embargo, debemos ser conscientes que los folletos publicitarios, tanto como las pinturas de las grandes obras maestras, te señalarán exclusivamente aquellos “elementos que deben ser vistos”, y no te sorprenda que cuando llegues a tu destino, ese bello paisaje esté rodeado por calles, estanterías, gente, aire, ruido, restaurantes, oficinas, etc .

Alain de Botton así lo explica “La imagen que te estás llevando desde tu casa hacia el propio lugar de visita estará presente conforme a lo visto en el folleto, pero la realidad seguramente te proporcionará otras sorpresas que no te imaginabas encontrar, es decir, seguramente te sentirás en contacto más intenso con los ingredientes de la cultura de algún lugar cuando contemples las imágenes escogidas por un fotógrafo en el folleto o un artista en la pintura puesta en un museo, que cuando viajes por el propio lugar con todo tu equipaje y acompañado de tu familia o amigos.

Múltiples son los factores que pueden afectar la grata visión que tienes de un lugar en cuanto estás realmente en él. De repente te puedes acordar que tienes un pendiente en la oficina, que no le avisaste a nadie de tu ausencia, y quizá hasta la necesidad de ir al baño te haga menospreciar los grandes detalles que pensabas encontrar basado en una fotografía del destino al que visitas. Recuerda que tus ojos que contemplan esos paisajes no viajan solos, necesitan un cuerpo que los traslade y una mente que interprete las imágenes, pero junto con ellos viene todo tu ser, lo cual puede implicar muchas distracciones.

Tu mente que viajará contigo adondequiera que vayas y acabará haciéndote sentir su presencia de formas que amenazarán, e incluso negarán, el propósito de lo que tus ojos han venido a contemplar. En casa puedes concentrarte en las fotos de una habitación de hotel, una playa o un cielo, e ignorar a la compleja criatura que está observando todo esto, y para la cual ello no representa sino una pequeña parte de una tarea más extensa y polifacética: la de vivir.

Tu cuerpo y tu mente se revelan como compañeros temperamentales a la hora de valorar el destino que escojas. Al cuerpo quizá le costará dormir, se quejará del calor, de las moscas y de las dificultades para digerir las comidas del hotel. La mente daba fe de su compromiso con la ansiedad, el aburrimiento, los flujos caprichosos de tristeza y la alarma financiera.

A diferencia de la felicidad continua y duradera que imaginamos por anticipado, parece que el sentirse feliz con y en un lugar acaba por revelarse un fenómeno efímero y, para la mente consciente, aparentemente fortuito: un intervalo en el que logramos ser receptivos ante el mundo que nos rodea, en el que cuajan los pensamientos positivos respecto al pasado y al futuro, y en el que se apaciguan nuestras inquietudes. Pero esta condición raramente se prolonga más allá de diez minutos. De manera inevitable, se forman en el horizonte de la conciencia nuevos patrones de ansiedad, al igual que, cada pocos días, se concentran los frentes climáticos procedentes de las costas occidentales. Las victorias pretéritas dejan de impresionar, el futuro se complica y la belleza del paisaje se torna tan invisible como todo lo que se halla siempre a nuestro alrededor.”

Sigue disfrutando de El Arte de Viajar con Lorenia Tours, tu agencia de viajes confiable.

DSC06959

This entry was posted in El arte de viajar, Lorenia Tours and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>